Incisión en la linea del tiempo de Rafael Velásquez Davila


Es posible que muchas personas en algún momento de su vida hayan deseado retroceder el tiempo para eliminar un hecho o vivencia no deseada. De alguien tener ese poder, podría darse cuenta que luego de eliminar dicha eventualidad no será la misma persona sin embargo, el problema no sería ese.
El sujeto que cambie el hecho se encontrará con que no disfrutará de su corrección pues no sabrá siquiera que el “otro hecho no sucedió” y se fijará a su vez en otro hecho que le molesta de su pasado y no en el que ya haya eliminado.
“Las cosas del tiempo” esta frase generalmente se esboza como un suspiro a veces hasta romántico pero las cosas del tiempo están lejos de esa percepción son más bien “Absolutos” y de una gran profundidad que lleva al inevitable punto de la conformación de los Universos mismos. Estos conceptos no pueden desligarse el paso del tiempo es la columna vertebral de esta conformación, el Universo contiene todo lo que en ese paso se desarrolla.
Cuando el humano comenzó a elaborar pensamientos, muchas cosas buenas y malas han sucedido en la historia. La más importante es la creación del “orden científico”. La ciencia nos ha dado el mundo que hemos alcanzado y es parte de la evolución humana.
  En la última década del siglo 20 y las primeras del siglo 21, el humano fue tomando conciencia, “muy poco a poco”, de que podemos ser tan vulnerables como cualquier especie animal. Sintió  un arrepentimiento por todo lo hecho al planeta tierra y trató de detener los efectos en cadena que había creado en los siglos 19 y 20.
De este y otros puntos se trata la presente  obra.  
“Cuando el humano  piensa, algo se construye y algo se destruye”

Rafael Velásquez D.

Facebook del autor