“Ser extranjero es una experiencia, que se puede vivir incluso dentro de su país, de su casa, en su barrio y hasta en su propia relación íntima”,

“Ser extranjero es una experiencia, que se puede vivir incluso dentro de su país, de su casa, en su barrio y hasta en su propia relación íntima”, Dice Gabriel Garcia autor del libro  “Prosario para leer en el exilio”, Editorial Ekake 2016


  
El autor tiene varios años viviendo en Buenos Aires  junto a su  pareja e hijo, es Periodista  y su rol de escritor lo sitúa en la poesía sin embargo considera la narrativa como un proyecto cercano
Por José Miguel Navas

-¿Cómo fue el proceso creativo que lo llevó a “Prosario para leer en el exilio”?

   -Fueron un montón de madrugadas de otoño, empezaba el frío a pegar y en ese momento en vez de té estuve tomando vino, mucho, hasta las 4 o 5, a veces terminaba tomándome el café en la puerta del edificio viendo como pasaba la gente corriendo a su trabajo o llevando los niños al cole. Eso fue varios días, varia semanas, en ese ritmo escribí algunos cuentos y poemas breves hasta que llegó mi cumpleaños, mucha gente se acerco bebimos, hablamos un montón, Maracuchos, Guaros, de todo había, parecíamos una babel Venezolana, esa noche 31 de mayo amanecer 1 de junio me pegó la nostalgia y fue cuando decidí darle forma a Prosario.

-¿Considera que se está abriendo una nueva era de escritores venezolanos exiliados con una línea temática similar, (el ser extranjero)?

-Si, en todos los temas, desde la distancia como tal hasta la política como causa de. En argentina tuve la oportunidad de conocer a otro poeta Maracucho, Ricardo Montiel y junto a él, Jósé y Flora Francola (todos Maracuchos) emprendimos una lectura poética sobre la distancia y el ser inmigrante, esto nos llevo a darnos cuenta de que pertenecemos a una especie de generación huida, muchas cabezas escritoras flotando al rededor de Venezuela intentando describir nuestro tiempo, no somos los primeros ni los últimos, en el mundo literario siempre hubo generaciones que marcaron periodos de abundancia literaria en los países, este es uno de esos episodios.

-¿Ser extranjero le da inspiración para escribir?
                                                                                 
-Ser extranjero es una experiencia, que se puede vivir incluso dentro de su país, de su casa, en su barrio y hasta en su propia relación íntima, uno puede ser extranjero de uno mismo y no conocerse por un tiempo, apartarse de si, la experiencia te da inspiración porque te genera dudas ¿Quién soy? ¿A donde voy? ¿Qué es este lugar? Escribimos para intentar respondernos las preguntas, con más preguntas.

-¿De su primer libro de poesía que nos puede decir?

-Brevedad. "Lo Breve" Es un libro que muestra lo que por más de 4 años intenté hacer y era comprimir la palabra a lo mínimo, decir exactamente lo necesario y dejar los detalles para después. Es una edición bastante artesanal, al igual que los textos, si bien no lo podrán conseguir muy fácil, esperemos que cale de a poco, no es fácil separar la frase del poema breve.

-¿Considera que Prosario para leer en el exilio es una propuesta transgenerica?  

-Si, pero no fue su naturaleza. La idea fue siempre la prosa, le explicación de lo inexplicable, lo sentimental y experiencial, sin embargo en momento de edición, se prendió el foco de unificar lo compatible entre Prosario y el libro "Poemas para el exilio", decidimos darle preámbulos a los textos y con eso darle más fuerza desde el inicio.




-¿Qué escritores lo han influenciado?

-Rafael Cadenas con su manera sutil de explotar las cabezas, Luis Alberto Crespo y sus finales, Massiani y su brevedad, Girondo y su ultraísmo latinoamericano. Bukowski, Gelman, Artaud y su teatro de la crueldad, Rimbaud, de todos, Vestrini, no sé puedo pasar muchas páginas nombrando gente que inyectó algo en mi textos.

-¿hablemos de narradores venezolanos cuales lee?

-Norberto José Olivar, soy maracucho, lo siento.

-¿De su ciudad Maracaibo lo ha marcado en su escritura?

-Muchísimo, una de las cosas que la gente dice que tiene mi poesía es ritmo, en Maracaibo vives del ritmo, no tienes a donde ir sin ritmo, la gente lleva ritmo en su caminar y en su hablar, Maracaibo toda marcó mi escritura, tiene calor, tiene gaita,

-¿Es usted un padre muy joven le sirve la paternidad cómo inspiración?

-Me sirve para todo, como padre uno aprende a ser responsable por la vida porque tienes en tus manos la vida de otro, imagínate ya no escribes para vos, escribes para dejar una huella, marcar, inspirar, remover.

-¿Y el estar casado?

-Estar en pareja en general te despoja de la individualidad en la teoría y te hace en cada momento de oportunidad, hacer introspección, encontrarte como extranjero y hacerte preguntas, si, inspira.



-¿Una manía literaria?

-Leer todo en una noche o en pocos días. Cuando alargo las lecturas termino dejándola a un lado.

-¿Volvería a Venezuela?

-Nunca me fui.