Las siguientes son preguntas abiertas que la hermenéutica trata de responder. Preguntas que nos cuestionan y nos pueden orientar a una exégesis del texto de Lucas en la sinagoga de Nazaret.




¿Por qué Jesús proclamó su misión a Nazaret?

¿En qué consiste la misión de Jesús?

¿Por qué los nazaretanos no aceptaron a Jesús?

¿Quiénes eran los oprimidos, los cautivos, los excluidos, los ciegos en el tiempo de Jesús?

¿Qué paralelos hay entre el mensaje del tercer Isaías y el de Jesús?

¿Había problemas parecidos entre los judíos del postexilio, tiempo de la redacción del tercer Isaías, y los judíos del tiempo de Jesús?

¿Qué entendieron los nazaretanos cuando Jesús dijo: el Espíritu del Señor está sobre mí porque me ha ungido?

¿Qué quiere decir “hoy se ha cumplido esta Escritura”?

¿Por qué Jesús recordó a la viuda de Sarepta? ¿Y qué tenía que ver Elías con todo eso?

¿Por qué Jesús recordó la sanación de Naamán el sirio y al profeta Eliseo? 

La Biblia es un texto que recrea el ser, si los leemos en un contexto de vida actual y dentro del caminar histórico en que estamos inmersos. La narración de Lucas en Nazaret es una propuesta que tenemos que implementar porque la buenas noticias todavía no ha logrado abrir un camino cierto de un futuro prometedor para el pueblo