Tamara Adrián: Participar en la antología lo concibo como un ejercicio de escritura literaria


A propósito del homenaje que Negro Sobre blanco realiza a la diputada Tamara Adrián, aprovechamos y le hicimos algunas preguntas sobre diversos temas que giran alrededor de las letras y el movimiento LGBT

—¿Considera que la antología sexo-diversa sera un paso positivo para la literatura nacional?



Toda forma de visibilizar la situación de las personas LGBTI es importante. La literatura es, y ha sido siempre, una forma privilegiada de transmisión de las ideas de igualdad y de dignidad. Apenas se está atisbando ese tiempo que Kavafis predecía hace cien años: 

LO OCULTO (1908)


Por cuanto hice y por cuanto dije
que no traten de encontrar quién era yo.
Un obstáculo se alzaba y transformaba
mis acciones y mi modo de vivir.
Un obstáculo se alzaba y me detenía
muchas veces cuando iba a hablar.
Mis acciones más inobservadas
y mis escritos más ocultos
-sólo por allí me entenderán.
Mas acaso no vale la pena gastar
tanta atención y tanto esfuerzo para conocerme.
Más tarde -en la sociedad más perfecta-
algún otro, hecho como yo,
ciertamente surgirá y actuará libremente.



—¿Cómo te sientes con el homenaje que te hace NSB y ademas que la antología lleve su nombre? 



En una ocasión Arturo Uslar Pietri se negó a que una calle llevase su nombre. Dijo algo así como que el problema era cuando las calles llevaban el nombre de personas vivas, porque generalmente éstas eran demasiado vivas. Yo no hubiera tampoco jamás aceptado un homenaje de ese tipo. Pero el permitir a personas de todas las orientaciones de género o identidades de género expresarse para visibilizar sus demandas, sus deseos, sus amores, sus vidas -es decir, todo eso que se quiere mantener invisible en los oscuros closets de la intolerancia- a través de la literatura, lo entiendo como un ejercicio colectivo de activismo, en el que mi nombre es sólo un catalizador para la visibilidad. 




—¿Crees que participar en la antología es una forma de protesta hacia los dogmas sociales y también se visualizan las diversidades sexuales y culturales? 



Participar en la antología lo concibo, primero que nada, y antes que nada, como un ejercicio de escritura literaria. La literatura es o buena o mala, y nada tiene que ver la temática con su calidad. Si esta calidad viene acompañada por una temática que permita la visibilidad de lo oculto, se habrá cumplido el cometido. Pero siempre he dicho que no existe eso que llaman "literatura comprometida": eso es un oxímoron. El arte es arte en sí mismo. Y buscar que el arte esté al servicio de un compromiso, lo desnaturaliza y lo banaliza. Recomiendo entonces a quienes participen en la antología, que no conciban su temática como un ejercicio de activismo. Sino que la temática les permita desarrollar un ejercicio literario de calidad, que eventualmente trascienda la temática tradicional, para abrirse a nuevas formas de expresión.




—¿Cuéntanos qué libro estas leyendo?
En este momento estoy volviendo a leer las obras completas de Shakespeare en inglés antiguo. Lo estoy haciendo en el Kindle, y esto me permite ver las definiciones de las palabras y giros arcaicos de manera mucho más rápida de lo que ocurriría si tuviese que consultar un diccionario. Concretamente estoy releyendo Hamlet, porque nos dice mucho sobre lo que nos ocurre como país. También estoy leyendo Al Sur de la Frontera, Al Oeste del Sol, de Haruki Maramuki. 



—¿Tu mensaje a lxs participantes que están enviando sus poemas y cuentos para la antología? 

Creo que lo dije antes: la literatura es literatura. No existe nada como "literatura comprometida". Existe sólo la literatura que abre las puertas al lector a un mundo, a unos personajes, a unas situaciones, que no conoce y que quiere conocer.

La convocatoria estará abierta hasta el 30 de marzo, en el siguiente link las bases. 

http://www.negrosobreblanco.com.ve/2017/01/negro-sobre-blanco-grupo-editorial.html