Bitácora memoria de tiempo y olvido



Bitácora memoria de tiempo y olvido de Adriana Herrera








¡Sorpréndeme! Dijiste

y en sigilo tormento rasgué mi piel para cubrir tus miedos,

¡No fue suficiente eso!

Querías el tiempo para cabalgar tus deseos

yo ideas para prevenir lo incierto.

El reloj marcaba su tiempo

mientras gota a gota un Martini barato

ahogaba la pena de tu deshonra.

¿Acaso no fue suficiente?

¿Que mi piel ya no te estremece?

Si en ella navegaste placeres divinos de libido incipiente

¡Y en todas ellas alcanzaste la Gloria!

Mi vientre fue refugio a tu instinto ardiente

Fue albergue, fue cuna, y aun así te fuiste siempre

Por eso en esta décima copa

brindo en tu memoria.