Dr. Pran de el Dr. Ka

Dr. Pran de el Dr. Ka



Carlos está buscando un trabajo dentro de su profesión que es la abogacía. Luego de varias entrevistas es contratado en el penal Santaella, uno de los más peligrosos del país. Le rondan muchas historias macabras, la mayoría ciertas. Temeroso pero acuciado por la necesidad de prosperar y ayudar a su familia el joven abogado, o “jurídico” como le llaman los presos del Santaella, verá cómo su vida da un giro vertiginoso, pasando de ser un hombre honesto a formar parte de los convictos y del pranato.

Este libro está basado en hechos reales, razón por la cual su autor oculta su identidad tras el seudónimo de Dr. Ka, apelativo impuesto por sus amigos en el penal. Conozca la historia que se vive tras las rejas, los pranes, el carro, la causa, lenguaje que solo se conoce en este mundo y que es vital para cada recluso.

Descubra la historia del abogado que terminó siendo pran.









La celda era de aproximadamente cuarenta metros cuadrados, con una letrina hedionda de excremento y orina, sin contar las deposiciones en las esquinas. El aire era sumamente pesado y la iluminación provenía de dos pequeñas ventanas, desde una de ellas pendía un cable que tenía un recipiente por el cual los de buen corazón depositaban pan y cigarrillos, para soportar la miseria que se vivía allí dentro; y la otra tenia vista directa hacia las zonas perimetrales externas, las cuales eran transitadas esporádicamente por los desentendidos centinelas de la guardia nacional. Así era el pabellón de la Máxima ubicado en la parte sureste de la cárcel de Santaella, en donde sus moradores, eran aquellos que no tenían dinero, eran altamente peligrosos o simplemente se habían comido una luz.